¿Pueden los Objetivos de Desarrollo Sostenible contribuir a combatir el antigitanismo?


Este informe, escrito para la Red Europea de Organizaciones de Romaníes ERGO, refleja cómo la cuestión de la inclusión de la población gitana podría mostrarse en la Agenda del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS).

En 2015, los Objetivos del Milenio (2000-2015) se han reconvertido en una agenda más amplia y focalizada, que fusiona los ODM sociales con los compromisos ambientales de Río. Actualmente los ODS ganan terreno a medida que se van traduciendo sucesivamente en ciclos de planificación nacional. Al mismo tiempo, la supervisión pública y civil se está familiarizando con ellos y las oportunidades políticas que presta la medición de sus indicadores.

Por otro lado, la Estrategia Europea para la Integración de la Población Gitanana encargada a cada Estado Miembro ha supuesto una desilusión (casi al final de su ciclo de planificación) ya que se puede afirmar que no ha conllevado apenas ningún cambio en las condiciones de vida y oportunidades de la población gitana e incluso que la discriminación ha ido en aumento.

Dentro de este panorama, es necesario identificar los puntos de entrada estratégicos en la Agenda. El documento analiza los mecanismos de implementación de la Agenda de los ODS en la gobernanza estatal y subnacional y proporciona sugerencias para la participación operativa. Un debate importante es si centrar las cuestiones relacionadas con la población gitana en los objetivos sociales como (1) la pobreza, (2) la salud, (4) la educación, (5) el género, (7) el agua, (10) la igualdad, (11) vivienda, o incluirlo en (16) la discriminación e ir directamente a reclamar un espacio para combatir el antigitanismo en los ODS.